• Productos y sistemas
  • Pintar metales
  • Pintar hierro con sistemas avanzados

     

    En este apartado no tratamos el acero nuevo, tratamos sobre su rehabilitación.

    Los sistemas de dos componentes no vienen al uso, se trata de productos que necesitan un catalizador para poder aplicarlos.
    Hierro oxidado

    Su “gran inconveniente” a la hora de la aplicación es que una vez se ha realizado la mezcla que nos indica el fabricante, el producto debe ser utilizado (los productos con un componente, con cerrar la tapa, nos valen para próximas aplicaciones). Estos, al añadirle el catalizador tienen que ser aplicados ya que el proceso de endurecimiento no se detiene.

    Sus ventajas con respecto a los productos de un componente son: Dureza, protección contra los rayos UVA, durabilidad y resistencia química, aunque hay que tener en cuenta que debido a su dureza son menos flexibles.

    Antes de decidirse a aplicar los sistemas de dos componentes es MUY IMPORTANTE saber la pintura que tiene el soporte ya que si el hierro que tenemos pintado se trató con productos de un componente y pintamos con dos componentes, atacará la pintura vieja arrugándose y estropeándose y se tendrá que repetir el proceso tras eliminar toda la pintura de un componente.

    Antes de proceder con el sistema:

    Las zonas que están oxidadas deberemos restaurarlas lo maximo posible. Para ello utilizaremos rasquetas, cepillos metálicos, decapantes, desengrasantes, etc.

    Tras la restauración es muy importante dar una protección extra (parcheo) a las partes más débiles, tales como las que previamente estaban oxidadas, los puntos de soldadura etc.

    El resto de la superficie que esté en buenas condiciones, bastará con desengrasar, lijar ligeramente y aplicar las capas necesarias.

     

    Más información